fake-ilusi0ns:

por-ti-sigo-aqui:

esta imagen me acaba de hacer mierda

imagen qla fuerte.

fake-ilusi0ns:

por-ti-sigo-aqui:

esta imagen me acaba de hacer mierda

imagen qla fuerte.

(Fuente: red-lipstick, vía lostinmy-dreamss)

jaidefinichon:

Mientras tanto en la #upla

jaidefinichon:

Mientras tanto en la #upla

Su asaito chino piola en la pega e.e

Su asaito chino piola en la pega e.e

Caca pipi peo atte @mattyaspchco

Caca pipi peo atte @mattyaspchco


Leer el mismo mensaje miles de veces y seguir llorando como un idiota.


Típico

Leer el mismo mensaje miles de veces y seguir llorando como un idiota.

Típico

(vía huele-a-espirituadolescente)

El domingo recorrí todo el centro por el día del patrimonio cultural, estaba muy cansada y hambrienta, cuando nos íbamos devolviendo para tomar la micro, mi hermana me preguntó si tenía hambre, le respondí que sí y entramos en un lugar donde vendían pasteles y esas cosas, ella se compró una empanada y una bebida y me compró a mi dos muffins de chips de chocolate y una bebida, mientras estaba esperando las cosas, mi hermana se fue a sentar y me quedé junto a una señora, de repente llegó un hombre, muy sucio, con el pelo largo y con mucha barba, se notaba a lo lejos que era un vagabundo, él metió la mano en su bolsillo y pude notar que andaba con quinientos pesos, nada más, me miró y yo le sonreí, él le pidió cien a la señora que estaba a mi lado, ella le hizo un desprecio y dijo “que hediondo está aquí” y él solo bajó la mirada, busqué en el bolsillo de mi camisa y tenía solo cincuenta pesos y se los dí, él volvió a sonreírme y me dio las gracias, me entregaron las cosas y me fui a sentar con mi hermana, mientras comíamos, los que atendían el local querían echar al viejito y él tenía sus ojos llorosos y dijo “solo quiero comprar algo para comer, mire, tengo dinero”, pero la vendedora y la señora que hace un rato estaba al lado mio insistían en que se fuera, le pedí quinientos pesos a mi hermana y ella me dijo “no hagay hueas”, empujé a la vieja culia y ella me dijo “niñita desubicada, andate de acá” y mi hermana se paró y le dijo “más respeto señora” y yo le dije “Qué chucha se creen ustedes? no pueden llegar y tratar así a una persona, él tiene sentimientos, aunque esté todo sucio, estoy segura que él tiene más sentimientos que tú, vieja culia cuica” fui donde la cajera y le pedí una empanada, ella no quería dármela y mi hermana amenazó con llamar a los pacos que estaban a menos de una cuadra, así que me la vendió y yo se la entregué al viejito y le dije “No puede dejar que la gente lo ande tratando así” y él me dijo “tome, me puede comprar un quequito y un pancito para mis perritos? es que no comen hace días, prefiero que coman ellos antes que yo” y ahí mi corazón se rompió… me pasó los quinientos cincuenta pesos que tenía y le pedí más plata a mi hermana, le compramos un té, dos queques y dos panes con jamón y queso, él me lo agradeció infinitamente, yo lo abracé y él se marchó, unos cuantos pasos más allá, yo y mi hermana notamos como dos perros se le acercaban alegres… Jamás en toda mi vida había visto unos ojos con tanta alegría como los de ese hombre ese día…

(Fuente: bohemi4, vía cataasdfghyh)